5 prácticas de «Sales Cloud» para mejorar tu gestión de ventas.

Como todos sabemos, en el mundo comercial no existen técnicas de ventas que aseguren el éxito. En el mundo B2B es un proceso largo y complejo, en el que interviene una combinación de varios factores. Unos estarán bajo nuestro control, otros no. Por tanto, si bien es cierto que no existe la fórmula para una venta asegurada, sí podemos compartir buenos consejos -desde el punto de vista tecnológico- para ir en la dirección correcta.

1. Información reunida, tiempo ganado.

En el día a día de un profesional de desarrollo de negocio, la interrupción puede ser una constante. El goteo de información valiosa a lo largo del día puede llegar en un momento inoportuno, dando lugar a una multiplicidad de «recordatorios» en varios formatos: el bloc de notas de nuestro smartphone cuando se dan reuniones improvisadas delante de la máquina de café, un post-it en la pantalla del ordenador cuando recibimos una llamada que nos desvía nuestra compañera, un email que nos autoenviamos para que no se nos pase esa tarea tan importante que nos acaba de encomendar nuestro jefe por teléfono… un caos de fuentes diferentes que no ayudan a simplificar el proceso de la venta. Sl final del día, dedicaremos una media de 30 minutos reuniendo tareas en un único documento, y algunas se quedarán por el camino.

En plena era de la transformación digital, una herramienta de Sales Cloud será el elemento diferenciador para conseguir un buen método de organización, dispuesto a ahorrar tiempo y dinero no solo al comercial, sino también para sus compañeros, al ser una información compartida y disponible desde cualquier dispositivo.

2. La prioridad: conectar con el cliente.

En la profesión de comercial, agente de ventas o de desarrollo de negocio, existen tres tareas troncales: conectar con clientes potenciales, generar cotizaciones y volcar toda la información asumida en un soporte. Es cierto que la labor de registrar datos de clientes es tediosa y pocos comerciales quedan entusiasmados con ella. Prefieren dedicar su tiempo a contactar con los clientes, invertir en nuevas relaciones. Y es normal, ¡el tiempo es dinero!

Por esto precisamente, la automatización de tareas es prioritario en Salesforce. No se entiende un CRM Sales Cloud sin una solución para evitar, en la medida de lo posible, el ingreso manual de datos. Correo electrónico, calendario, notas, llamadas: son registros automatizables en Salesforce. Te recomendamos en este punto, la lectura de nuestro post sobre todo lo que Alexa puede hacer por ti.

3. Ninguna decisión sin analítica.

Es de vital importancia que el personal de ventas tome decisiones basadas en datos precisos y completos. Reunir la información conseguida gracias a todos los compañeros y someterla a un análisis exhaustivo, bajo criterios previamente acordados, ayudará a mejorar el pronóstico de la venta. Y, más importante aún, iluminará aquellos aspectos que no estén funcionando del todo o que necesiten una revisión.

Los reportes y tableros de Sales Cloud ofrecen una visión general en tiempo real de la empresa, proporcionando la información que el equipo necesita para tomar decisiones más inteligentes.

4. ¿Dónde está tu cliente?

Mucho ha cambiado el panorama de las ventas desde que el fax, el teléfono y el correo electrónico eran los reyes del mambo. Si te has reconocido en los dos últimos canales, probablemente estás perdiendo una enorme cantidad de oportunidades. Lo más probable es que tus clientes (cada vez más «millennials») estén cerrando acuerdos desde otros medios, como redes sociales o whatsapp.

Con la ayuda de las herramientas verticales de Salesforce en Marketing y Service, encontrar a tu cliente no debería ser un problema. Donde antes pasabas horas buscando información de clientes online y llamando a listas de posibles clientes interminables, ahora la encontrarás gracias a la ayuda de Einstein AI y del aprendizaje automático, dentro de tu sistema de CRM Cloud.

5. Invertir en formación.

¿De qué sirve una tecnología si quienes la usan no lo hacen correctamente o no saben desplegar todo su potencial? ¿Imaginas usar un CRM como con tantas posibilidades como el de Salesforce como usarías un documento excel? Una cultura del aprendizaje supone una gran motivación dentro de la empresa. Significa que no solo escuchas las necesidades de tu plantilla, sino que las atiendes con acciones.

Un plan de formación en la tecnología de la empresa revertirá en mayores tasas de productividad. Así mismo, reducirás el sentimiento de frustración de quienes se saben con un gran CRM a su disposición, pero no adivinan por dónde empezar a usarlo (más con Sales Cloud, en continua actualización y mejora gracias al espíritu innovador de Salesforce)

Puedes encontrarnos en: