5 consejos para que la implementación de tu Salesforce CRM sea un éxito.

Salesforce CRM

Por fin ha llegado el momento. Has decidido que tu empresa necesita una herramienta que te apoye en la consecución y fidelización de clientes. Y no un apoyo cualquiera. Uno con procesos automatizados e inteligencia artificial. Alojado en la nube, intuitivo y permanentemente actualizado con las últimas innovaciones. Además, es altamente configurable, por lo que te has decidido a comprar el traje a medida de los CRMs.

Si bien esta decisión traerá beneficios importantes para tu empresa, como toda implementación, precisará de ajustes en tus procesos comerciales. Al fin y al cabo, queremos mejorarlos de forma cualitativa. Es una oportunidad para poner el foco en nuestros procesos, para averiguar cómo podemos mejorar la operativa. El implementador de Salesforce CRM será el encargado de poner los medios.

1. Realizar un plan de implementación

Todo comienza con una visión clara de a dónde queremos llegar con el proyecto. Tener un plan definido facilita seguir los pasos en orden, conocer con previsión los recursos que necesitaremos y poder calendarizar el desarrollo, obteniendo así una fecha de finalización clara.

Salesforce.com tiene plantillas disponibles para acometer esta tarea. Por ejemplo, su “Cuaderno de primeros pasos” (Salesforce CRM Getting Started Workbook) puede resultar de gran utilidad para trazar un plan de proyecto.

Así mismo, es recomendable elegir a un líder de proyecto y, después, formar un equipo con los perfiles de las áreas profesionales que deban involucrarse en la preparación. Deben saber comunicar cómo se articulan sus procesos de negocio y cuáles son las necesidades detectadas en ellos, para poder así reflejarlas en Salesforce CRM.

2. Cronograma

Una vez que has puesto en común con el consultor CRM el proceso de negocio y cuáles son las necesidades de tu empresa, será beneficioso por las dos partes acordar los tiempos estimados para cada etapa del proceso de implementación. De esta manera, el equipo formado para la implementación podrá estar al tanto del calendario y disponibles para dedicar tiempo a la implementación.

3. Operaciones personalizadas

De nada sirve poner en marcha un CRM como el de Salesforce si no se aprovecha su fuerza principal: la gran capacidad para adaptarse a los requerimientos de la empresa desde el principio. Asegurarse de que hemos contratado una herramienta que estamos aprovechando al 100% de su capacidad, una vez superada la curva de aprendizaje, es vital para el éxito del proyecto.

4. Integración con otros sistemas

La unificación de datos, como te contábamos en este post, es otra de las fortalezas de Salesforce CRM. No dejes de incluir en tu plan de implementación una lista de aquellas otras plataformas que se usan en la empresa para procesos de negocio similares o relacionados. Si tienes dudas en este punto, háblalo con tu consultor de Salesforce CRM.

Te sorprendería saber la cantidad de integraciones que ofrece Salesforce y lo mucho que te simplificarán el día a día (por ejemplo, generando informes de gran calidad). El objetivo es claro: mejorar las operaciones y, sobre todo, maximizar tu inversión.

5. Keep it fresh!

O, en otras palabras: mantén un pensamiento flexible durante y después del proceso de implementación de Salesforce CRM.

Durante el proceso: ábrete a los cambios. Aprovecha este momento de inflexión para innovar y crecer. Déjate asesorar.

Una vez liberado: prevé la posibilidad de necesitar desarrollos adicionales, soporte, compra de licencias… Salesforce es un CRM que va un paso por delante del espíritu de los tiempos, y una vez que formas parte de su comunidad, te será muy tentador aplicar a tu empresa las nuevas ventajas que lance el mejor CRM del mundo.  

Puedes encontrarnos en: